Cristina González Pérez
15120
post-template-default,single,single-post,postid-15120,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cristina González Pérez

Cristina Gonzalez

Cristina González Pérez

Soy Cristina González y estoy en cuarto de Derecho y ADE estudiando en Sevilla. Me acuerdo de cuando en cuarto de la ESO nos repartieron un papelito donde teníamos que tachar si queríamos ciencias o letras, y madre mía la de vueltas que dio por mi casa ese papelito. De hecho se lo devolví a los profesores hecho polvo de tachar y borrar. Era la más indecisa del mundo, y no vengo a deciros que eso dentro de un tiempo se os pasa y que seréis las personas más decididas, porque yo sigo sin serlo.

Pero sí que quiero deciros, a los profes y personas que pasaron por mi vida en aquella etapa, que sé con bastante certeza que he cambiado enormemente desde que dejé el cole. He dado un giro de 180 grados y empezó allí. No voy a negar que sigo siendo bastante desastre y torpe; no me entero de la mayoría de exámenes, se me pasa el plazo de mil cosas y me llegan correos que ni si quiera miro. Pero no sé en qué momento, mi cabeza hizo “clic”. Hay que ver lo que cambia la vida cuando uno aprende a quererse y a estar seguro de sí mismo.

Yo no vengo a decir que tengo un expediente académico impoluto (que oye, ahí voy, haciendo mis cosillas) si no que vengo a deciros a aquellos que os sintáis perdidos que me siento como vosotros; no tengo ni idea de lo que voy a hacer en un año e incluso en un par de meses, pero tenéis que pensar que hagáis lo que hagáis, lo que hayáis decidido es lo que tenía que ser. Que da igual que os sintáis indecisos mientras estéis seguros de que lo que hagáis va a ser lo mejor que deis de vosotros mismos. Poned vuestro 100% en todo. Ya habrá tiempo de rectificar si veis que algo falla o de volver atrás, pero sed conscientes de que por cualquier mínima historia que viváis os va a servir para ganar una experiencia más y afrontar las que vengan con más perspectivas. Si estáis en quinto de medicina y ahora queréis magisterio; pues un profe que sabe un poco más de anatomía. Si estáis viviendo en Francia y os dais cuenta de que lo vuestro está en Italia; un italiano por la Toscana que sabe un poco más de francés. La clave de todo está en vuestra cabeza y en cómo afrontáis las cosas. Ojalá yo me hubiera dado cuenta antes!!!!

También quería pasarme para agradecer al colegio porque fue éste el que me puso personas y recursos increíbles que aportaron mucho en mi cambio y de las que hoy por hoy no podría prescindir. En el momento puede que no me diera cuenta de lo que se me inculcaba, pero cada exposición delante de mis compis de clase y bajo la supervisión de Miss Rubio me sirvieron para defender mis proyectos delante de empresas como Deloitte, cada speaking con Miss Windmill me sirvió para poder irme a cualquier parte del mundo con la certeza de que voy a saber expresarme, cada 15 minutillos de cháchara en las clases de mates con Jose Luis contando mil anécdotas me sirvieron para saber que tengo cosas que contar, cada corrección de un tenedor mal puesto en el comedor de buenos modales con Don Emilio me sirvieron para entender que a veces hay que saber ser serios y mantener la compostura (que todavía me cuesta), pero cada clase de lengua con Manuel de la Rosa me sirvieron para comprender que un poco de humor en cualquier situación nunca viene mal. Y podría estar así horas!!

Aprovechad cada cosa que aprendáis porque dentro de un tiempo os daréis cuenta de que parecían tonterías, pero el uso que le deis a lo que se os enseña va a determinar vuestros caminos. Me reitero diciendo que todo lo que hagáis por vosotros mismos está en vuestra actitud y en vuestra forma de ver las cosas. Veréis como así todo sale mejor!!!! Quién me iba a decir a mí que iría por ahí dando lecciones… Estoy muy impaciente por saber lo que viene y me siento muy preparada, sea lo que sea siempre llevaré un pedacito de mi cole. Cuánta envidia siento cuando voy a casa y veo a mis hermanos llegar con el uniforme (no tanto por la chaqueta que Miss Moore casi me cose al jersey para que me la pusiera de una vez).

Muchas gracias profes, ojalá os hubiera escuchado antes!!