Julia Infante
14969
post-template-default,single,single-post,postid-14969,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Julia Infante

Julia Infante

Julia Infante

Soy Julia Infante, antigua alumna de Laude El Altillo School.  Ahora curso ADE Bilingüe en la Universidad Loyola Andalucía. Este año he sido seleccionada junto con Francisco Sánchez, también antiguo alumno de El Altillo, para realizar el Dual Business Degree. El finalizar estos estudios supone contar con el Grado en Business por una Universidad de prestigio de USA (Loyola Chicago) además del propio de la Universidad de España. Esto se entiende que puede abrir un amplio abanico de oportunidades profesionales. Pero lo que más me entusiasma es que podré vivir una experiencia personal increíble; y esto dudo que lo hubiésemos conseguido sin lo que en el colegio aprendimos.
Cuando se habla de Laude El Altillo School, pensamos en un colegio trilingüe y que lo mejor que tiene y por lo que más destaca es su alto nivel de idiomas, que lógicamente es un valor importante. No miento cuando digo que vaya a donde vaya, un alumno del Altillo que haya sabido aprovechar las grandes oportunidades que brinda el colegio para aprender idiomas, va a destacar.
Hay que destacar pero sin ver esto como una lucha competitiva con los demás, sino que debe serel resultado de superarse a uno mismo y aprovechar al máximo lo bueno que te ofrezcan. Eso también lo aprendí en el colegio. Porque no solo me han dado un buen nivel de idiomas, sino que también me han enseñado valores. Me han enseñado que es importante estar involucrado en las actividades que se organizan, pues de cada una de ellas se aprende algo, y hay que ser conscientes de que no todos los colegios las ofrecen.
Yo me siento agradecida a mis padres por haberme posibilitado tantas buenas experiencias a través de mi paso por este colegio durante toda la primaria, secundaria y bachillerato. Experiencias tan variadas como las culturales visitas a museos, excursiones a playas para recoger basura y aportar algo al medioambiente, ir a cantar a asilos para hacerle más amena la tarde a otros, conseguir una vaca embarazada para una comunidad africana o asistir a una clase magistral práctica sobre acciones en bolsa o de primeros auxilios, van dejando un pozo de conciencia social, de cultura, y de formación humana que no configuran como personas.
Todo esto no sería posible sin la gran labor y dedicación del profesorado. Gracias también a ellos por sus desvelos para sacar de nosotros el mejor rendimiento.
En el Colegio no solo aprendí idiomas y entendí lo importante que son hoy en día. Aprendí que es importante sentirse parte de algo grande y aportar, tener ilusión por buenas ideas y apostar por ellas.