Paula Garrido
15037
post-template-default,single,single-post,postid-15037,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Paula Garrido

Paula Garrido

Paula Garrido

Soy Paula Garrido Flores, actualmente estoy finalizando un grado superior de Fotografía Artística y acabe bachillerato en 2013. Mi recorrido en El Altillo School comienzo tendiendo 5 años, es por eso que parte de quien soy ahora, viene tanto de lo bueno, como de las dificultades que en alguna ocasión tuve.

Cuando acabe bachillerato, bastante encerrada aun en la idea de estudiar una carrera como única opción; me equivoque entrando en Historia del Arte, carrera que deje después de 6 meses; aquello no era lo mío, mi intención era estudiar Conservación y Restauración de Bienes Culturales y al no tener asignaturas especificas me quedé prácticamente a una décima de poder acceder.

Si bien considero que entrar en Historia del Arte fue un error, haber estudiado un bachillerato biológico, fue un regalo del que a día de hoy sigo disfrutando y apreciando, ya desde fuera y cada día hago de la vida y el día a día mi carrera y mi futuro laboral, va en dirección a expresarme.ya sea pintando o fotografiando, me estoy asegurando el poder expresar lo que hay dentro de mí y lo que quiero decir al mundo, de forma creativa; mi interés por la biología, no ha cesado y es por eso que dije antes que valoro lo que aprendí en esos dos años, porque aunque no esté estudiando nada del campo de la biología, cuando me surge una duda o en mi despierta interés por un tema, busco, investigo y estudio por mi cuenta todos sus aspectos y la llave a ese conocimiento me la dio El Altillo y sobre todo, Susana Duarte, excelente, dedicada y cercana profesora.

Así, cuando quiero utilizar en mis ilustraciones o fotografías, una temática relacionada con la biología, me aseguro de que tengan una base y un planteamiento coherente, siempre sigo indagando en busca de conocimientos que me permitan sacar de mi todo lo que llevo dentro y todo lo que llevaré; pasar del plano inconsciente al consciente un remolino de ideas, sentimientos y experiencias pero sobretodo nunca ver el límite en aunar conocimientos que me sirvan de material tanto en mi trabajo, como en mi vida.

A día de hoy, he participado en un libro de artistas emergentes con 2 fotografías y en enero estaré presente en una exposición colectiva en una galería de León, con 3 obras mías.

En lo referente a estudios, cuando dejé atrás la carrera, decidí que lo más accesible tanto para mis recursos como para mi futuro era hacer un grado superior en Fotografía Artística, en la Escuela de Artes de Jerez que en junio finalizaré. Más adelante, me gustaría poder hacer un máster en Fotografía Documental Contemporánea, que es el género en el que más cómoda me siento y más cumple con mis aspiraciones como fotógrafa.

Sé que me he adentrado en aguas profundas, pero no busco fama, sí reconocimiento y para ello es esencial que me mueva, participar en más exposiciones, presentarme a concursos, mejorar el material con el que trabajo, etc.

Asimismo, no me importa tener que trabajar de empleada por no haberme asegurado un futuro laboral tras una carrera, porque la felicidad y mi realización están en el arte.

Soy una persona muy nostálgica y recuerdos tengo millones, muchos buenos, muchas buenas personas que me han hecho vivir momentos preciosos, pero también algunos malos, que aunque yo no lo viera en su momento, también me han formado como persona y me alegro de ser quien soy, pero bueno para mi vale más lo bueno que queda grabado en la mente y el alma y hay un recuerdo valiosísimo, ese es el de haber sido alumna de Stephanie Money. Esa profesora marco un antes y un después en mi confianza como artista, de pequeña ya tenía en mi cabeza la bombilla puesta, pero fue ella quien la encendió; sus clases, su metodología, su palo de lluvia, tuvieron en mí una relevancia mucho mayor de la que con 9 años podría imaginar. La admiraba desde que me dio clases y la admiraré eternamente, porque si después de tantos años, he acabado haciendo lo que hago, mucho se lo debo a ella.